Notas

Desestimando frases hechas

Desestimando frases hechas

No compares. No está bien criticar. No seas exigente. No hagas demasiados planes. Decir lo que pensas está mal. Si dijiste una cosa, ahora no podés decir otra. No podés hacerte ilusiones. No mires el pasado. No busques complacer nunca a los demás. Pensá sólo en vos.

Algunas son hasta contradictorias. Pero ¿A quién no le dijeron alguna de estas frases?.

Tenemos un abanico de frases que se imponen culturalmente y parecen moldear, silenciosamente, a las personas en su comportamiento diario. Frases que se internalizan y se comparten con demasiada ligereza. En muchas ocasiones se naturalizan sin ningún tipo de objeción al decirlas. Se aceptan y se repiten abalando lo que se esconde detrás. 

Detrás, se esconde la forma que asociamos algunas palabras al NO. No compares, no criticar, no pensar mucho, No te fijes en los demás. De manera muy suelta se van dejando caer algunas herramientas de análisis que suelen ser bastante útiles, cómo la visión crítica y la comparación.

Algunas frases son funcionales a regar ese pensamiento único que  anula, cada vez más,  pensamientos y formas de vida diferentes.

En el marco de la aceptación: No tenés que criticar, creadores de la frase no seas tan exigente, conformate con lo que tenés.

En el marco del tiempo: No mires al pasado y Si dijiste una cosa, ahora no podés decir otra. Una niega que comprender algo históricamente es fundamental. Y la otra marca que las cosas son estáticas, que no pueden cambiar. Cuando estamos en constante cambio.

Seguro hoy, mañana o pasado escuchás una frase hecha. Pará las entenas y  acordate que: Comparar, tener una visión crítica, pensar en los demás, cambiar no son malas palabras. Nos da diferencias y semejanzas, relaciones, nos permite pensar críticamente, mover la cabeza, tomar decisiones, mantenerlas, arrepentirnos, y entre muchas cosas, nos sirve como pilar de las ideas.

A deshacerse de esos moldes!!!

radioclick

enero 16th, 2021

No Comments

Comments are closed.